Un buen coleccionista nunca se rinde

Para el Dr. Sámano ser coleccionista le ha llenado la vida de aventuras. Una de ellas comenzó cuando tuvo por primera vez en sus manos una pieza firmada por un autor al que admiraba mucho. Sin duda, fue toda una travesía que le tomo meses de búsqueda entre libros y libros. A veces parecía ser un buen día y que al fin lo lograría pero terminaba encontrándose de nuevo frente a un ejemplar sin firma.

Así pasó numerosas ocasiones hasta que rendirse parecía ser la opción mas viable. Sin embargo, un buen día llegó la pista que necesitaba y lo logró. Estaba ahí, esperándole, la pieza que tanto anhelaba.

Fue así como comenzó a acumular una colección de ejemplares similares, ya que representaban un reto bastante grande pero satisfactorio porque llevan consigo una parte del autor que va más allá del contenido. Si bien esta colección es muchísimo más reducida, le recuerda al Dr. Sámano que un buen coleccionista jamás se rinde.

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados