Novedades en Sámano

El Dr. Sámano construyó su colección poco a poco. Comenzó, como la mayoría, con piezas que llamaban su atención por cualquier razón; nada de ediciones raras ni impresiones limitadas. Tiempo después, el ansia por encontrar obras especificas le inundaba la sangre, le recorría todo el cuerpo, y crecía cada vez que localizaba un objetivo, que tenía una buena cacería.  

La vida de un coleccionista está llena de emociones, podría llamarse deporte extremo, con el paso de los años solo se hace más disfrutable. No cualquiera puede ser coleccionista: requiere disciplina. 

REVELACIONES Del arte popular mexicano

 

Durante este tiempo de soledad, que recién parece agotarse, el Dr. Sámano, ratificó la decisión que tomó tiempo atrás. Despedirse de su colección nunca fue parte del plan, pero tampoco lo fue la grata sensación que obtiene al compartir con sus colegas el trabajo de una vida de búsqueda, y aún así, parece disfrutarlo después de todo.  

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados