Un sueño especial

Pese a que estos últimos años la colección de libros del Dr. ha absorbido gran parte de su vida, ocasionalmente recuerda con nostalgia uno de los sueños que nunca pudo cumplir: ser arquitecto.

Esa misma motivación, sumada a su fervor coleccionista, lo fue orillando a desarrollar una de sus obsesiones más íntimas. Adquirió diversas piezas y, con el paso de los años, se aventuró en un viaje de descubrimientos de la materia.

Si bien nunca logró un titulo, ni ejerció profesionalmente esta secreta obsesión, tuvo la oportunidad de apreciar y comprender las estructuras creadas por el hombre y los espacios; así como un  sommelière aprecia un buen vino en todas sus dimensiones.

Ya que su colección se compone únicamente de ejemplares de alto valor, poco comunes en consecuencia, la selección de éstos es limitada. Casi nunca hay más de uno. 

Nos gustaría extenderle un invitación de parte del Dr. Sámano: fusione sus pasiones, verá que vale la pena. 

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados