"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN

"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 1,200.00
Precio de venta
$ 1,200.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"Camaradas" RUBÉN SALAZAR MALLÉN Edición Metáfora Primera edición México, 1959 95 páginas Ejemplar en buenas condiciones aunque con algunos detalles de uso. La portada desprendida. Volumen quinto de la Colección Metáfora. Edición de 300 ejemplares. Presenta dedicatoria firmada por Rubén Salazar Mallén en la primera página. Autor maldito y maldecido por iniciativa propia, como resultante de una búsqueda y apuesta constantes por el hombre, Salazar Mallén es un heterodoxo, un salmón (al igual que José Revueltas) provocante y puntilloso en un medio timorato, complaciente y reproductor de los elogios mutuos bajo cuyas directrices se construyen y destruyen los prestigios artísticos. Admirador confeso de Revueltas, comparte con éste el no dudar, como buen a-normal, en aventurarse tras sus convicciones a contracorriente de la norma aceptada y oficializada. Esa vena ácrata fue precisamente la que lo condujo a ser comunista (según él mismo afirmaba), a militar en el Partido Comunista Mexicano (y ser el primero en la historia de la organización en renunciar), a cofundar la Liga de Escritores y Artistas Revolucionarios, a ser fascista y a retornar, como si nada hubiera ocurrido, al anarquismo como proyecto social y vital. Colaborador en Contemporáneos (en los números 8, 11 y 22 de la revista publicó tres cuentos cargados de una atmósfera erótica y sensual que prefigura su obra posterior), Salazar Mallén nunca ha sido identificado, por razones de ninguneo extraliterario, con el llamado “grupo sin grupo”. Ni mejor ni peor que los otros contemporáneos, su obra exige una revisión profunda que exponga de manera justa sus virtudes y pecados. Y de allí pueden surgir sorpresas, como darse cuenta de que Cariátide es la primera crítica desde la literatura a la ortodoxa y religiosa práctica comunista de entonces, impregnada del estalinismo, algo que Salazar se preocupó siempre de precisar, afirmando que su cuestionamiento no era a la concepción marxista de la historia y del mundo sino a la forma de militar que dominaba en aquellos años, postura-propuesta continuada por Revueltas en Los días terrenales y Los errores. Con todo, la novela pasó a la historia como una obra literaria anticomunista y por los ataques en su contra al ser publicados sus dos primeros capítulos en Examen (que dirigía Jorge Cuesta) en 1932 : desde la izquierda los embates fueron supuestamente por atacar al comunismo; desde la derecha por usar “malas palabras”, lo que originó que tanto el autor de la novela como el director de la revista fueran llevados a juicio acusados de ¡inmorales! En esos dos capítulos Salazar Mallén utilizaba expresiones como "cabrones" y "jijos de la chingada", lo que escandalizó a periodistas y juristas que lo acusaron de "ultraje a la moral pública o a las buenas costumbres" y exigían su consignación. Después del juicio, el original de la obra de Salazar Mallén se quedó en las manos del impresor responsable de su publicación y el autor quemó la única copia existente, según dijo, por “necesidad vital”: una noche de borrachera el frío era muy intenso y para darse calor él y Alejo Díaz tuvieron que hacer una fogata con el manuscrito. Posteriormente, Natalia Cuesta, hermana del poeta cordobés director de Examen, hizo entrega a Salazar de algunos fragmentos rescatados de la imprenta y a partir de ellos Salazar Mallén reconstruyó la narración, que se publicó en 1959 con el título de Camaradas. De allí surgió una obra con un lenguaje conciso y precisa en su desarrollo, que obtiene del lector la certeza de estar ante algo distinto, al cual no le sobra ni le falta nada.