"Carlota Corday" - F. PONSARD
"Carlota Corday" - F. PONSARD
"Carlota Corday" - F. PONSARD
"Carlota Corday" - F. PONSARD
"Carlota Corday" - F. PONSARD
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Carlota Corday" - F. PONSARD
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Carlota Corday" - F. PONSARD
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Carlota Corday" - F. PONSARD
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Carlota Corday" - F. PONSARD
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Carlota Corday" - F. PONSARD

"Carlota Corday" - F. PONSARD

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 3,500.00
Precio de venta
$ 3,500.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"Carlota Corday"
Tragedia en cinco actos y un prólogo
F. PONSARD 
Traducida del francés por José M. Vigil
Oficina Tip. de la Secretaría de Fomento
México, 1895
167 páginas

Descripción: Ejemplar en excelentes condiciones, encuadernación de la época, en pasta dura color vino con los detalles y los cantos dorados
Presenta dedicatoria firmada por el traductor José Ma. Vigil a la primera dama, la Sra. Carmen Romero Rubio de Díaz fechada en 1895
Bastantes historias alrededor de este ejemplar.

Reseña:  El 23 de Marzo de 1850 se estrenó en el Teatro Francaise una tragedia teatral que se llamaba "Carlota Cordoy" por Fransico Ponsard.

Autor: Francois Ponsard (1814-1867) fue forense y dramaturgo francés de mediados del siglo XIX.

Carlota [Charlotte] Corday (1768-1793) fue un personaje de la Revolución Francesa, partidaria de los girondinos, famosa por el asesinato de Jean-Paul Marat y llevada a la guillotina en 1793 por esta acción.

José Ma. Vigil (1829-1909) personaje importante en la cultura y las letras mexicanas en el siglo XIX, fue miembro de número de la Academia Mexicana de la Lengua y miembro correspondiente de la Real Academia Española, Director del Archivo General de la Nación y también de la Biblioteca Nacional de México, además de ser periodista, magistrado, diputado, escritor y traductor.

Carmen Romero de Rubio de Díaz, (1864-1944) segunda esposa de Porfirio Díaz, quien lo acompañó en vida durante tres décadas, desde 1891 hasta el exilio. Incluyo un texto de Alberto Barranco Chavarría que define la relación de forma breve y clara:
Ella de 17. El de 51. Aristócrata y mestizo; educación refinada y modales toscos. El vals europeo con el danzón cubano. Matrimonio por conveniencia. Armisticio con la Iglesia católica; perdón para uno de los prominentes lerdistas caído en desgracia al triunfo del Plan de Tuxtepec.

Manuel Romero Rubio acompañó a la pareja de luna de miel a Nueva York. Su hija, Carmen, había llegado apenas del exilio en Estados Unidos cuando conoció al general. Una fiesta en la Embajada de Estados Unidos y un puente, la posibilidad de aprender inglés y francés. El alumno se le declaró a la joven maestra a los pocos días: - “Yo debo avisar a usted que la amo”. Al cerrarle los ojos y besarle la frente en la modesta casa parisina, Carmen Romero Rubio dijo que sentía morirse con él. La esposa joven que no le dio hijos a Porfirio Díaz, pero se hizo cargo de los tres de él. Porfirio y Luz, del matrimonio con Delfina Ortega, bendecido a regañadientes por la iglesia en trance de muerte. El tío y la sobrina directa. La tercera era Amada, una de los frutos de aventuras extramatrimoniales del general. La primera dama que pidió uniformar a los menesterosos de caqui para no dar mal aspecto de cara a los visitantes extranjeros a las fiestas del Centenario. La que le ponía polvo de arroz en la cara a su marido para rebajarle lo prieto. La que lo enseñó a no hablar con el bocado en la boca, ni escupir en las alfombras. La que les daba glamour a las fiestas de palacio. La que perdió su fortuna en el exilio europeo. La de los eventos de caridad y las alhajas en los palcos del teatro principal. Doña Carmelita, la dignísima esposa del señor presidente, decía la prensa zalamera.