"El ex-convento Hospitalario. Betlemitas"  MARÍA CONCEPCIÓN AMERLINCK DE CORSI 
"El ex-convento Hospitalario. Betlemitas"  MARÍA CONCEPCIÓN AMERLINCK DE CORSI 
"El ex-convento Hospitalario. Betlemitas"  MARÍA CONCEPCIÓN AMERLINCK DE CORSI 
"El ex-convento Hospitalario. Betlemitas"  MARÍA CONCEPCIÓN AMERLINCK DE CORSI 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "El ex-convento Hospitalario. Betlemitas"  MARÍA CONCEPCIÓN AMERLINCK DE CORSI 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "El ex-convento Hospitalario. Betlemitas"  MARÍA CONCEPCIÓN AMERLINCK DE CORSI 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "El ex-convento Hospitalario. Betlemitas"  MARÍA CONCEPCIÓN AMERLINCK DE CORSI 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "El ex-convento Hospitalario. Betlemitas"  MARÍA CONCEPCIÓN AMERLINCK DE CORSI 

"El ex-convento Hospitalario. Betlemitas" MARÍA CONCEPCIÓN AMERLINCK DE CORSI 

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 600.00
Precio de venta
$ 600.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"El ex-convento Hospitalario. Betlemitas. Volúmen 1" MARÍA CONCEPCIÓN AMERLINCK DE CORSI Banco de México México, 1996 Esta pieza cuenta con su camisa en excelente estado y es de Formato Grande. La pieza se encuentra en excelente estado sin daño alguno. El ex-convento Hospitalario de Bethlemitas se localiza en la calle de Tacuba número 17, esquina con Bolívar, en el corazón del Centro Histórico de la ciudad de México. Este complejo arquitectónico que antiguamente se conoció como Hospital de Nuestra Señora de Belén y San Francisco Xavier , perteneció a los frailes de Nuestra Señora de Belén, instituida por el hermano Pedro de San José Betancourt en 1655 y construido en 1675. Después de 1827-1833 fue sede del Colegio Militar del Ejército Mexicano; de 1833-1836 albergó el establecimiento de Ciencias Médicas y, posteriormente, de 1836-1863, fue adjudicado a las religiosas de la Enseñanza Nueva de Indias. Su clausura definitiva como instalación religiosa fue en 1867. Para 1871 el lugar se fraccionó y vendió a particulares, quienes lo ocuparon como vivienda y locales comerciales. Durante el Porfiriato la parte del noviciado se convirtió en el Hotel Ópera y después en el Hotel Ambos Mundos. Fue hasta 1950 que esta larga historia de cambios tocó su fin, al ser declarado monumento histórico. A principio de los noventa el Banco de México adquirió el inmueble para recuperarlo y restaurarlo, con un proyecto del arquitecto Guillermo Gutiérrez Esquivel.