"El pensamiento Náhuatl cifrado por los calendarios"   LAURETTE SÉJOURNÉ

"El pensamiento Náhuatl cifrado por los calendarios"  LAURETTE SÉJOURNÉ

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 500.00
Precio de venta
$ 500.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"El pensamiento Náhuatl cifrado por los calendarios" LAURETTE SÉJOURNÉ Siglo XXI México, 1981 Pertenece a la colección América Nuestra y tiene un formato pasta dura. La fotografía quedó a cargo de Julio Pliego, mientras que los dibujos pertenecen a Francoise Bagot. Para este libro hubo un tiraje de 3,000 ejemplares más sobrantes. Está en excelente estado son nada que afecte su belleza. Fruto de diez años de investigación, esta obra parte de la hipótesis de que las altas culturas americanas en la etapa precolombina se inspiran en una misma y vasta concepción de la naturaleza del ser humano, de su sociedad y del cosmos, que llegó a formularse con sorprendente precisión. Laurette Séjourné fue arqueóloga, antropóloga y etnóloga italiana naturalizada mexicana. Su nombre original es Laura Valentini Corsa. Al casarse con un francés su nombre cambió a Laurette Séjourné. Influyó en autores surrealistas que vivieron en México, como Leonora Carrington, quien ilustra su libro "El mundo mágico de los Mayas"; Benjamin Péret (Air Mexicain) y Wolfgang Paalen, que preparó un número "amerindio" de su revista DYN. Su tesis central partía de que el pasado precolombino, que se veía en las pírámides y en los códices, está aún vivo y presente en los antiguos pueblos, que susbisten en tiempos modernos. Trabajó para el INAH (Instituto Nacional de Antropología e Historia), excavando en Teotihuacan. Publicó varios libros de cosmología y religión náhuatl, incluyendo Agua hirviente: Pensamiento y Religión en el México Antiguo. Su trabajo principal fue sobre la figura de Quetzalcóatl. Propuso que Quetzalcóatl no sólo fue una persona, sino que es un modelo a seguir de desarrollo humano personal, y una entidad sagrada por lo tanto. Además, sostuvo que Teotihuacan era la legendaria Tollan, contradiciendo la versión oficial de la arqueología mexicana, que la sitúa en Tula aun en nuestros días. El trabajo de Séjourné todavía es muy valorado por los especialistas, pero a algunos les preocupó que parte de su trabajo fuera adoptado por grupos esotéricos, que buscaban enseñanzas ocultas de las religiones prehispánicas. Eso es algo que la antropóloga nunca apoyó. Sus últimos años los dedicó a llevar educación a los pueblos indígenas del sur de México.