"El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO
"El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO
"El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO
"El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO
"El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO
"El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO

"El políptico de los días del mar" - ANTONIO CASO

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 1,000.00
Precio de venta
$ 1,000.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"El políptico de los días del mar"
ANTONIO CASO 
Ilustraciones de Luis Meléndez
Ediciones Ercilla
Primera edición
Santiago de Chile, 1935
132 páginas

Descripción: Edición rústica con detalles debido al uso. Manchas de oxidación a lo largo del libro.

Reseña: Al lado de su obra de pensador, Antonio Caso escribió también versos; Canto a Juárez (1905), Crisopeya (1931), El políptico de los días del mar (1935), y el poema inédito “La ciudad de Dios”, compuesto en cinco sonetos.

Autor: Antonio Caso Andrade (1883-1946) fue un filósofo mexicano cristiano.​ Fue rector de la entonces llamada Universidad Nacional de México de diciembre de 1921 a agosto de 1923. Junto con José Vasconcelos, fundó el Ateneo de la Juventud, grupo humanista opuesto a la filosofía positivista imperante en la época. La generación del Ateneo había roto con la filosofía de Augusto Comte y de Herbert Spencer, acudiendo, entre otros, a Henri Bergson, Arthur Schopenhauer, y José Enrique Rodó. Contra el racionalismo imperante, los ateneístas creían en un ser humano moral, voluntarioso y espiritual.