"Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España" - VITO ALESSIO ROBLES
"Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España" - VITO ALESSIO ROBLES
"Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España" - VITO ALESSIO ROBLES
"Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España" - VITO ALESSIO ROBLES
"Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España" - VITO ALESSIO ROBLES
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España" - VITO ALESSIO ROBLES
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España" - VITO ALESSIO ROBLES
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España" - VITO ALESSIO ROBLES
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España" - VITO ALESSIO ROBLES
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España" - VITO ALESSIO ROBLES

"Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España" - VITO ALESSIO ROBLES

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 1,500.00
Precio de venta
$ 1,500.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"Francisco de Urdiñola y el norte de la Nueva España"
VITO ALESSIO ROBLES  
Imprenta Mundial
México, 1931
333 páginas con ilustraciones y tres láminas desplegables
Presenta dedicatoria firmada por Vito Alessio Robles fechada en 1937.

Descripción: Ejemplar en muy buenas condiciones, encuadernado en pasta dura.

Reseña: La biografía de Francisco de Urdiñola es conocida sobre todo gracias a Vito Alessio Robles, puesto que siendo Alessio director del periódico “El demócrata” le encargaron escribir la historia del estado de Coahuila y se dedicó largos años a recopilar documentación, especialmente en torno a Francisco de Urdiñola, al ver que éste estaba muy ligado a Coahuila, pues Urdiñola, además de ser el fundador de San Esteban de la Tlaxcala, pueblo contiguo a la capital Saltillo al que luego quedó unido para ser la capital, fue dueño de innumerables haciendas en este estado. Pero Alessio se encontró con gran cantidad de inexactitudes que existían sobre Urdiñola, tanto en fechas como en personajes, por lo que decía que conocían mejor la personalidad de Urdiñola en Texas y California que en Coahuila. Así, unos hablaban de su adinerado tío que llamaron Urdiñola el viejo, que no existió, alguno situaba sus andanzas en Perú y sobre todo estaban los historiadores que divulgaban la leyenda negra que se creó en torno a Urdiñola. Pero después de una incansable búsqueda de documentación y con su publicación, Alessio consiguió destruir la infame leyenda, que al igual que otros historiadores no creyó, y recuperó el buen nombre de Urdiñola, demostrando que después de la desafortunada muerte de su mujer fue durante años gobernador de Nueva Vizcaya, a pesar de que sigue habiendo gente más interesada en la leyenda que en la realidad. Finalmente, Alessio introdujo en su honor el escudo de Oiartzun en el primer cuartel del escudo que él mismo diseñó para la capital Saltillo el 4 de diciembre de 1937. El escudo de General Cepeda, pueblo que surgió sobre la hacienda de Patos de Urdiñola, contiene también en su primer cuartel el escudo de los Urdiñola.

Para la recopilación de documentos Alessio aprovechó su estancia como diplomático en Suecia el año 1925 para pasar por el Archivo de Oiartzun y el Archivo General de Indias de Sevilla, aunque no tuvo el éxito que esperaba. A finales de 1926 encontró dos documentos importantes en el Archivo de México, uno el de los trámites que realizó Urdiñola para demostrar la limpieza de linaje y el otro sobre el proceso que interpuso contra él la Real Audiencia de Guadalajara. Más tarde supo que el profesor de la universidad de Texas Charles Wilson Hackett tenía una fabulosa documentación y consiguió que le enviara en 1927 más de 500 copias de manuscritos sobre Urdiñola. Después fue a Austin a examinar la colección de Genaro García y a dar forma a su libro. Y allí, estando sentado con un alumno en la cafetería de la universidad, le presentaron al magnífico profesor de historia J. Lloyd Mecham, autor de la biografía del gobernador de Nueva Vizcaya y fundador de Durango, Francisco de Ibarra. Cuando le comentó que tenía dificultades para acabar su libro por la falta de datos sobre el proceso en contra de Urdiñola, Lloyd le contestó que tenía todo el proceso e incluso el testamento y que gustosamente se los cedería. De esa manera consiguió terminar el libro "Francisco de Urdiñola y el Norte de la Nueva España" en 1931, y envió un ejemplar al ayuntamiento de Oiartzun, hecho que queda reflejado en el acta del 15 de junio del mismo año.

Autor: General José Vito Alessio Robles (1879-1957) fue un militar, ingeniero, político, escritor, historiador, periodista, diplomático y académico mexicano que participó en la Revolución mexicana.

Francisco de Urdiñola (1550-1618) fue uno de los mineros más ricos y más afortunados de Nueva Vizcaya y de Nueva Galicia, poseedor y explotador de minas en Bonanza, en Mazapil, en Ramos y en el Río Grande de las Nieves, donde tenía ingenios para fundir y refinar el metal. Agricultor, vinicultor (construyó la primera bodega comercial de vino de América en Parras, en lo que actualmente [2005] es el estado de Coahuila, en México), propietario de uno de los latifundios más grandes de la tierra (sólo en Coahuila 30.000 km² con 66 poblados), fue también uno de los ganaderos más importantes de Nueva España (México). Para aprovechar la lana de sus incontables ovejas, tenía en Patos fábricas de paños, bayetas y de sombreros, donde sonaban los numerosos batanes que poseía para enfurtir los paños o fieltros. Y también tuvo industria de transporte, pues en varios documentos se mencionan sus jefes arrieros.