"Infierno de todos" SERGIO PITOL 
"Infierno de todos" SERGIO PITOL 
"Infierno de todos" SERGIO PITOL 
"Infierno de todos" SERGIO PITOL 
"Infierno de todos" SERGIO PITOL 
"Infierno de todos" SERGIO PITOL 
"Infierno de todos" SERGIO PITOL 
"Infierno de todos" SERGIO PITOL 
"Infierno de todos" SERGIO PITOL 
"Infierno de todos" SERGIO PITOL 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Infierno de todos" SERGIO PITOL 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Infierno de todos" SERGIO PITOL 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Infierno de todos" SERGIO PITOL 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Infierno de todos" SERGIO PITOL 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Infierno de todos" SERGIO PITOL 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Infierno de todos" SERGIO PITOL 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Infierno de todos" SERGIO PITOL 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Infierno de todos" SERGIO PITOL 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Infierno de todos" SERGIO PITOL 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Infierno de todos" SERGIO PITOL 

"Infierno de todos" SERGIO PITOL 

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 800.00
Precio de venta
$ 800.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"Infierno de todos" SERGIO PITOL Universidad Veracruzana Xalapa, Ver., México, 1964 165 páginas Ejemplar en muy buenas condiciones, encuadernación rústica, la sobrecubierta muy bien conservada, se añadió mica protectora. La edición estuvo al cuidado de Sergio Galindo y Javier Peñalosa. Maqueta de Leticia Tarragó. Sergio Pitol fue un escritor, traductor y diplomático mexicano. Infierno de todos conserva las cualidades que le han ganado el aprecio de la crítica pero gana en profundidad. Iluminado por una concepción general del mundo, que le permite establecer relaciones entre los objetos y sentido a los acontecimientos, Pitol se vuelva hacia lo que le rodea para rescatarlo tanto del olvido como de la trivialidad de un relato que no tome en cuenta más que las anécdotas. Así aparece entonces la infancia, despojada de ese halo con que la nostalgia le envuelve y la vuelve imprecisa y remota. Por que se trata más que de recordar suspirando y absolviendo, de entender, de incidir en esos apretados núcleos de crueldad, de pasiones informuladas, de instintos elementales, alrededor de los que se edifica nuestra vida. Vida de familia que se desarrolla según las normas clásicas; los dos polos —el paternal y el maternal— atrayendo y rechazando alternativamente a los satélites que giran alrededor de su órbita. La madurez se da cuando se rompen las ataduras primeras y se abre la vía de acceso al mundo. ¿Qué nos une cuando se ha negado la sangre? El amor, desde luego. Pero también los actos, los propósitos compartidos, la irremediable ambigüedad de los resultados. Quizá ninguno mejor que Sergio Pitol, entre sus contemporáneos, ha comprendido y expresado que a la soledad la vence la fraternidad y a la desesperanza la fe, visceral, en la obra colectiva. Emmanuel Carballo sitúa a Sergio Pitol, entre los cuentistas del siglo xx en México como uno de los más representativos y originales de las últimas generaciones. "Tiempo cercado", uno de los cuentos del libro, que data de 1959 muestra un autor culto y profesional a la par que maduro. En esas ficciones Pitol crea personajes memorables, cuenta historias verosímiles y atrayentes y practica un estilo en el que las "novedades" no suplantan a las propias aportaciones. Ahora bien su obra narrativa se divide en dos etapas, la primera etapa literaria es iniciada con sus primeros cuentos, los de "Tiempo cercado" e "Infierno de todos", marcada por tintes nostálgicos y un tanto negativos, definida por él mismo como un intento de escapar de un mundo asfixiado y enfermo. En el período en el que escribió estos cuentos se entregó a la lectura de William Faulkner, puesto que en sus novelas encontró un mundo con el que se sentía claramente identificado: el de los terratenientes del sur de Estados Unidos después de la Guerra Civil, gente que vivía en grandes casas, que padecía enfermedades de todo tipo y vivía arruinada, sin lograr adaptarse al mundo contemporáneo. Un mundo lleno de niños que nacieron después del desastre: niños huérfanos, enfermos, amedrentados.