"La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
"La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
"La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
"La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
"La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
"La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
"La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE

"La escuela de las mujeres" - ANDRÉ GIDE

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 1,500.00
Precio de venta
$ 1,500.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"La escuela de las mujeres"
ANDRÉ GIDE
Colección de Traducciones Selectas
Traducción de Xavier Villaurrutia y Antonieta Rivas Mercado
Ediciones de La Razón
México, 1931
100 páginas

Descripción: Libro reempastado en piel, tapa dura. Conserva la portada, la cual se encuentra maltratada, sin que esto afecte su lectura. Páginas maltratadas de los bordes y con ligeras manchas de oxidación.

Reseña: Una mujer, mejor dicho una muchacha de alma noble y entusiasta, cuya ingenuidad y juvenil frescor ocultan un juicio independiente y singularmente claro, se enamora de un joven católico, «bien pensante», lleno de nobles sentimientos y de «idealismo», Ro­bert, que le parece la suma de todas las perfecciones. Pero a medida que van pa­sando los años, se ve obligada a cambiar progresivamente su juicio: Robert es, en realidad, un hombre de refinada avidez, ca­paz de adornar con las más brillantes apa­riencias sus acciones, todas dirigidas a resguardarlo de los golpes de la suerte y a presentarlo con la mejor imagen posible.

De manera que la mujer confiada y enamo­rada se convierte en una rebelde y en un juez inexorable de lo que ella llama «hi­pocresía» de su marido, y su rebelión es singularmente favorecida por el carácter decidido e independiente de su hija, en la que la madre se complace en encontrarse a sí misma, aunque mucho más libre y despreocupada. La mujer confía su larga y dolorosa experiencia a las páginas de un diario, que se imagina, después de la muer­te de la madre, entregado por la misma hija al autor y por él publicado. A pesar de lo ingenioso de la construcción, no es difícil ver en esta obra, cuyo título el autor tomó de la comedia de Moliere (v.), la presencia demasiado evidente de una «tesis». La rebelión de la mujer llega a ser en verdad una polémica contra ese ca­tolicismo acomodaticio y rozando la hipo­cresía, del que Robert parece el campeón. La causa de la parte contraria, la expuso el autor imaginando que el viudo, Robert, al enterarse de la existencia del diario de su mujer, escribe su autodefensa, que se publica en apéndice con el título de Ro­bert.

Autor: André Paul Guillaume Gide (1869-1951) fue un escritor francés, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1947.