"Las calles históricas de Guadalajara"  3 Vols. - RAMIRO VILLASEÑOR Y VILLASEÑOR
"Las calles históricas de Guadalajara"  3 Vols. - RAMIRO VILLASEÑOR Y VILLASEÑOR
"Las calles históricas de Guadalajara"  3 Vols. - RAMIRO VILLASEÑOR Y VILLASEÑOR
"Las calles históricas de Guadalajara"  3 Vols. - RAMIRO VILLASEÑOR Y VILLASEÑOR
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Las calles históricas de Guadalajara"  3 Vols. - RAMIRO VILLASEÑOR Y VILLASEÑOR
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Las calles históricas de Guadalajara"  3 Vols. - RAMIRO VILLASEÑOR Y VILLASEÑOR
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Las calles históricas de Guadalajara"  3 Vols. - RAMIRO VILLASEÑOR Y VILLASEÑOR
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Las calles históricas de Guadalajara"  3 Vols. - RAMIRO VILLASEÑOR Y VILLASEÑOR

"Las calles históricas de Guadalajara" 3 Vols. - RAMIRO VILLASEÑOR Y VILLASEÑOR

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 600.00
Precio de venta
$ 600.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"Las calles históricas de Guadalajara" 
3 Vols.
RAMIRO VILLASEÑOR Y VILLASEÑOR 
México, 2011
Vol. 1, 223 páginas
Vol. 2, 205 páginas
Vol. 3, 243 páginas

Descripción: Ejemplar en muy buenas condiciones, conservan la sobrecubierta bien cuidada, sólo algunos detalles mínimos debido al uso.
Fotografías a color.

Reseña: Un trabajo para la recuperación de los nombres ya olvidados de calles sea por rebautizarlas o su desaparición geográfica. Trabajo de un historiador mexicano que no quiso se perdieran aquellos recuerdos de una de las ciudades mexicanas mas emblemáticas en nuestra historia nacional.

Autor: Ramiro Villaseñor y Villaseñor (1911 - 1988) Historiador jalisciense, observador acucioso, ávido lector e investigador espontáneo en archivos y bibliotecas.

Su vida de investigador y estudioso de la historia de México y Jalisco, de hecho comenzó muy pronto, y tuvo la oportunidad de intercambiar sus inquietudes con hombres de su misma preocupación histórica, al asistir desde muy joven a las tertulias culturales que se desarrollaban en el museo de la ciudad. Ahí conoció al acervo viviente de conocimientos que fue Don José Cornejo Franco, de quién a través de sus conversaciones recibió una decidida orientación en sus gustos literarios y de cultura general.