"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 

"Mi barrio" MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA 

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 800.00
Precio de venta
$ 800.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"Mi barrio" (Segunda mitad del siglo XIX) MIGUEL SALVADOR MACEDO Y SARAVIA Ensayo presentado a la Sociedad de Estudios de Historia Local en la Ciudad de México en 1927 Editorial Cvltvra México, 1930 113 páginas ilustradas con láminas en blanco y negro y un mapa al final de la obra Ejemplar en buenas condiciones, impecable en el interior, aunque presenta corte en el lomo. Miguel Salvador Macedo y Saravia (1856-1929) hijo de Mariano Macedo (y Tello de Orozco, ?), (1807-1869) y Concepción González Saravia y Delgado de Nájera (1804-1877), fue rector de la Escuela Libre de Derecho, de la ciudad de México, prominente positivista seguidor de Augusto Comte y discípulo de Gabino Barreda. Ocupó el cargo de subsecretario de Gobernación (1906-1911) del presidente Porfirio Díaz. Macedo, por ausencia del titular, estaba encargado del despacho en Gobernación durante el comienzo de la Revolución Mexicana. Uno de los grandes juristas de la historia mexicana fue don Miguel Macedo (1856-1929), cuya vida se prolongó prácticamente a las tres primeras décadas del siglo XX, y por lo mismo fue testigo, y en ocasiones actor, de los grandes cambios que implicó el estallido de la Revolución mexicana y los acontecimientos posteriores. Macedo contribuyó a elaborar una obra jurídica mexicana, con la suficiente abundancia y contenido como para mostrarse con satisfacción en el contexto jurídico internacional. Su casa paterna estaba ubicada en la calle de Relox o del Reloj, actual avenida República de Argentina. El propio Macedo nos dejaría algún apunte sobre la misma en su obra póstuma "Mi Barrio". El nombre se debió a que en ese lugar se colocó un reloj, que según se decía perteneció al propio Hernán Cortés y éste lo donó a los habitantes de la ciudad para que pudieran escuchar sus campanadas. Mucho después don Venustiano Carranza le cambió el nombre por el de Argentina, con lo que atropelló el sabor histórico y anecdótico de su denominación original. Para resaltar el profundo arraigo y afecto de don Miguel Macedo por su terruño natal, se citan las siguientes palabras: "La póstuma obra del Licenciado Don Miguel S. Macedo, Mi Barrio, descripción histórica de las calles del Reloj y su circunscripción, es no sólo alarde de afecto del autor a la ciudad que lo vio nacer, sino rica acumulación de datos que no dejarán de utilizar los futuros historiadores de la metrópoli." He aquí como narra don Miguel el origen de las calles del Reloj torpemente desbautizadas por don Venustiano Carranza para llamarlas de la República de Argentina: El público, que según observa el doctor Marroquí, no obra siempre tan irreflexiblemente como se cree, antes que las autoridades tomarán a su cargo dar nombres oficiales a las calles, creó una nomenclatura expresiva y pintoresca, imponiendo a cada lugar y a cada vía un nombre indicativo de alguna cualidad real del sitio, tomándola ora de un edificio notable, como el Seminario o Santo Domingo, ora del más conocido vecino, como Montealegre o Chavarría, o de otro accidente visible, que a menudo fue la situación de la calle con relación a lugares mejor conocidos, como Espalda de San Andrés o Rinconada de San Diego, y muy particularmente el hecho de servir de tránsito entre barrios de importancia. En este caso se encontraron en los primeros tiempos de la ciudad las calles de que trato, pues con toda propiedad se les llamó "Calles que vienen de Iztapalapan y van a Santiago", puede creerse que tal nombre fue común a toda la línea desde San Antonio Abad hasta el límite norte de lo poblado, en la cercanía de Tlatelolco. Es de notarse que el camino más directo para ir de la plaza a Santiago eran seguramente las calles de Santo Domingo, hoy del Brasil y Peralvillo, y mejor todavía que éste, el de las calles del Factor y su continuación hacia el norte, hoy de Allende, que parten de Tacuba, salen rectamente al frente de la iglesia y colegio de Santiago, actual prisión militar. Las de Santo Domingo han de haber sido de excepcional importancia, por cuanto que ligaban la plaza con la calzada de Tepeyacac, por donde la ciudad se comunicaba con la parte norte del valle. Sin embargo, la suma importancia que tenía la comunicación con la región sur del valle (Iztapalapan, Xochimilco, Coyoacan, etc.), más poblada que la septentrional, puede haber hecho preferir para el tránsito las calles de San Antonio Abad hasta las del Reloj, que forman una línea recta no interrumpida. En todo caso hay que reconocer la propiedad con que en las actas de cabildo se hizo la designación, se dijo no solamente que esas calles iban a Santiago, sino se agregó que venían de Iztapalapan, con lo que se impedía toda duda. Más tarde, seguramente por la necesidad de mayor especificación, a medida que crecían el vecindario y el área edificada, como nombre particular de las calles que quedan al Norte del Palacio, después de la del Seminario, que hasta ahora conserva su propio nombre, se las llamó del Reloj, después de colocado en el Palacio el que, según los sabedores de las cosas viejas, estuvo en las casas de Cortés, en la esquina de las calles del Empedradillo y Tacuba, siendo ésta la versión generalmente admitida. Su padre fue secretario de Relaciones Interiores y Exteriores del 10 de junio al 10 de septiembre de 1851 en el gabinete del señor presidente Mariano Arista; y también fue ministro de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, por lo que es de presumirse su natural vocación por el derecho. Don Mariano murió el 29 de marzo de 1869. Se sabe que el primero de enero de 1866 se inscribió como alumno externo al primer año en la Escuela Nacional Preparatoria; es de notarse que por esos días escasamente tendría 10 años de edad. En 1868 cursa y es aprobado en matemáticas, francés y gramática española. En aquella materia se formó el jurado por los señores Vicente Heredia y don José María Marroquí el conocido autor de la historia de la ciudad de México y entonces profesor de aquella materia en la Escuela Nacional Preparatoria. En el año de 1874 se examinó en lógica, física y cosmografía obtuvó brillante éxito en el examen de esas materias, pues el jurado de lógica, presidido por don Gabino Barreda fundador de la Escuela Nacional Preparatoria y del que formó parte don Alfonso Herrera distinguido sabio mexicano, le dan la calificación de 3 perfectamente bien, la más alta de las calificaciones. En 1875, aproximadamente a los 19 años de edad, inició sus estudios en la Escuela Nacional de Jurisprudencia. Publicado en forma póstuma en 1930. "Mi Barrio (segunda mitad del siglo XIX)", ensayo presentado a la Sociedad de Estudios de Historia Local de la Ciudad de México en 1927, México, Cultura, 1930, 113 pp; reproducido por Memoria de la Academia Nacional de Historia y Geografía, Primer Boletín Extraordinario, México, segunda época, Beatriz de Silva, 1950, año sexto, 79 pp.