"Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila"   5 volúmenes  San Juan de Ávila
"Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila"   5 volúmenes  San Juan de Ávila
"Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila"   5 volúmenes  San Juan de Ávila
"Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila"   5 volúmenes  San Juan de Ávila
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila"   5 volúmenes  San Juan de Ávila
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila"   5 volúmenes  San Juan de Ávila
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila"   5 volúmenes  San Juan de Ávila
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila"   5 volúmenes  San Juan de Ávila

"Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila"  5 volúmenes San Juan de Ávila

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 1,500.00
Precio de venta
$ 1,500.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"Obras completas del Santo Maestro Juan de Ávila" 5 volúmenes San Juan de Ávila Biblioteca de Autores Cristianos España, 1970 Realizado por Luis Sala Balust y Francisco Martín Hernández. Edición Crítica. La pieza se encuentra en excelente estado sin daño alguno. San Juan de Ávila fue un sacerdote y escritor ascético español. Es, desde 1946, santo patrón del clero secular español. En medio de la efervescencia resultante del Renacimiento, Juan de Ávila vivió en contacto con la mayor parte de grandes figuras religiosas católicas de su tiempo: Ignacio de Loyola, Luis de Granada, Juan de Dios, Juan de Ribera, Teresa de Ávila, Tomás de Villanueva y Pedro de Alcántara. Su enorme ascendente como predicador provocó envidias y algunos clérigos lo denunciaron ante la Inquisición sevillana en 1531. Desde ese año hasta 1533, Juan de Ávila estuvo encarcelado en el Castillo de San Jorge, en Triana (Sevilla), y fue procesado por la Inquisición. Aprovechó ese tiempo para orar y redactar la primera versión del Audi filia. Frente a cinco testigos acusadores, hubo cincuenta y cinco que declararon a su favor. En el fondo se le acusaba de Erasmismo, del cual se había impregnado en Alcalá, y al cabo se le absolvió con la salvedad de "haber proferido en sus sermones y fuera de ellos algunas proposiciones que no parecieron biensonantes", mandándosele, bajo pena de excomunión, que las declarara convenientemente en los mismos lugares donde las predicó (Écija y Alcalá de Guadaíra).