"Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)" - JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA
"Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)" - JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA
"Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)" - JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA
"Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)" - JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA
"Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)" - JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)" - JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)" - JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)" - JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)" - JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)" - JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA

"Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)" - JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 800.00
Precio de venta
$ 800.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"Pinturas Poblanas (Siglos XVII-XIX)"
JOSÉ LUIS BELLO y GUSTAVO ARIZA
Propiedad de los autores
Talleres Gráficos de la Nación
México, 1943
153 páginas con ilustraciones en blanco y negro más tres láminas intercaladas a color.

Descripción: Ejemplar en excelentes condiciones, bellamente encuadernado totalmente en piel con detalles en dorado, conserva la portada original.

Reseña: José Luis Bello y Zetina a los 40 años se dedicó a obras de beneficencia; en 1943 escribió junto a Gustavo Ariza, el libro “Pinturas Poblanas”, con el que participó en el VI Congreso Mexicano de Historia en la ciudad de Xalapa, Veracruz, y obtuvieron el primer premio.

Autor: José Luis Bello y Zetina (1889-1968) fue un filántropo y coleccionista de arte mexicano. Último descendiente de una distinguida familia veracruzana establecida en Puebla, como hijo único y heredero, sin hijos y viudo, buscó su realización en la filantropía legando su colección de objetos de arte así como el edificio que la alberga y hoy constituyen el núcleo del museo que lleva su nombre en la misma ciudad de Puebla.