"Guía Completa de la Ciudad y Valle de México" - IGNACIO MUÑOZ
"Guía Completa de la Ciudad y Valle de México" - IGNACIO MUÑOZ
"Guía Completa de la Ciudad y Valle de México" - IGNACIO MUÑOZ
"Guía Completa de la Ciudad y Valle de México" - IGNACIO MUÑOZ
"Guía Completa de la Ciudad y Valle de México" - IGNACIO MUÑOZ
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Guía Completa de la Ciudad y Valle de México" - IGNACIO MUÑOZ
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Guía Completa de la Ciudad y Valle de México" - IGNACIO MUÑOZ
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Guía Completa de la Ciudad y Valle de México" - IGNACIO MUÑOZ
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Guía Completa de la Ciudad y Valle de México" - IGNACIO MUÑOZ
  • Cargar imagen en el visor de la galería, "Guía Completa de la Ciudad y Valle de México" - IGNACIO MUÑOZ

"Guía Completa de la Ciudad y Valle de México" - IGNACIO MUÑOZ

Proveedor
Los libros del dr Sámano
Precio habitual
$ 600.00
Precio de venta
$ 600.00
Precio habitual
Agotado
Precio unitario
por 
Impuesto incluido. Los gastos de envío se calculan en la pantalla de pagos.

"Guía Completa de la Ciudad y Valle de México"
El Verdadero México
Formada con datos tomados con la revisión de Don Luis González Obregón por IGNACIO MUÑOZ  
Ediciones León Sánchez
Primera edición
México, 1927
458 páginas con ilustraciones (fotografías)

Descripción: Ejemplar en buenas condiciones, encuadernado en pasta dura por la editorial, detalles mínimos de uso visibles en las imágenes

Reseña: Las artísticas fotografías que ilustran este libro, son debidas, en su mayoría, a la galantería del conocido artista fotógrafo D. Hugo Brehme, editor del álbum fotográfico "México Pintoresco".

Durante el tránsito de los años veinte a los años treinta ya existían un par de guías de visita para la Ciudad de México, tanto en inglés como en español. Una de las primeras publicadas en México, en 1927 reconocía: “una sola guía hemos visto que se halle regularmente documentada y ésta, penoso es confesarlo, está hecha por un caballero norteamericano y escrita en inglés. Nos referimos a la de Mr. Philip M. Terry, cuya presentación e impresión es, por cierto, magnífica[...]” (Ignacio Muñoz). Las famosas y modernas guías Terry, sobre el México de la segunda mitad de los años veinte, ya se consumían exitosamente en Estados Unidos, aunque no dejaban de ser un tanto esquemáticas y un poco limitadas. Quizá por eso la Guía completa de la Ciudad y Valle de México, editada por León Sánchez y escrita por Ignacio Muñoz, trató de competir con las guías norteamericanas apelando a don Luis González Obregón, una autoridad un tanto conservadora pero de enorme solvencia intelectual y moral en el México de los años veinte. Sobre todo la Guía trató de utilizar una prosa a cual más amigable, aunque un tanto pomposa, que más recordaba a los florilegios anticuados de las Guías de forasteros que se publicaron en el siglo XIX. El pragmatismo y la solución de los problemas inmediatos de un turista no parecían tener mucho lugar en el texto. Dirigiéndose —muy a lo norteamericano— de tú a sus posibles lectores, el autor decía, por ejemplo al referirse a la comida:

Si deseas conocer las excelencias de la cocina mexicana, los secretos de la condimentación vernácula con todo su típico cortejo de salsa y ensaladas, frituras y brebajes siempre sabrosos y baratos; si quieres conocer la exquisita fragancia de unos tamales, paladear un mole bien hecho, las múltiples combinaciones de los “atoles”, las enchiladas, los fiambres y demás tentaciones de los heliogábalos mexicanos, acude al “Café Tacuba”[...] o bien visita las “torterías” que, frente al Teatro Lírico, se hallan siempre repletas de concurrencia[...] (Ignacio Muñoz).

Este texto no contenía lo que sería una recomendación fundamental de las guías norteamericanas, esto es, tomar con mucho cuidado la comida mexicana. Además de las clásicas recomendaciones, los paseos, las descripciones de monumentos, tiendas, calles y edificios, la guía mexicana se detenía en la invitación al disfrute de espectáculos y fiestas. Entre los primeros destacaba el toreo, haciendo una clara referencia al turismo estadounidense y a los prejuicios que éste generaba en los poco experimentados guías mexicanos:

Si eres “sajón” te escocerá la idea de presenciar una corrida de toros. Para los sajones el toreo es algo maravilloso, impresionante, inolvidable[...] Porque los toros en México tienen una rara virtud. Quien los mira, por serio que sea, por mucha acritud que lleve en su carácter, se vuelve por momentos un rapaz y, olvidando las amarguras de la vida, pendiente de las faenas[...]

aplaude, grita, patalea, ríe a carcajadas o protesta con extraña energía, tal como si el viejo armazón humano de sus visicitudes y miserias lo hubiera dejado afuera, substituyéndolo por una envoltura veinteañera para entrar a la plaza[...] (Ignacio Muñoz)

Sería en las fiestas populares en donde claramente se haría referencia, como es natural, a lo propiamente mexicano: “Si hemos de creer a viajeros prominentes, las fiestas populares y tradicionales de México guardan un ‘folclore’, un sello típico inimitable en toda América.” (Ignacio Muñoz). 

La “fiesta” junto con “la siesta” se convertirían muy rápidamente en referencias imprescindibles para atraer al turismo de todas partes del mundo, pero sobre todo aquel que venía del vecino territorio del norte.

Autor: Ignacio Muñoz (1892-1965) La obra literaria de Ignacio Muñoz abarca varios géneros: periodismo, historia, cuento, novela, memorias, política y poesía.